Главная Обратная связь Поможем написать вашу работу!

Дисциплины:

Архитектура (936)
Биология (6393)
География (744)
История (25)
Компьютеры (1497)
Кулинария (2184)
Культура (3938)
Литература (5778)
Математика (5918)
Медицина (9278)
Механика (2776)
Образование (13883)
Политика (26404)
Правоведение (321)
Психология (56518)
Религия (1833)
Социология (23400)
Спорт (2350)
Строительство (17942)
Технология (5741)
Транспорт (14634)
Физика (1043)
Философия (440)
Финансы (17336)
Химия (4931)
Экология (6055)
Экономика (9200)
Электроника (7621)






Oacute;rbita geoestacionaria. Características y origen



Поможем в написании учебной работы
Поможем с курсовой, контрольной, дипломной, рефератом, отчетом по практике, научно-исследовательской и любой другой работой

La órbita de los satélites geoestacionarios fue concebida por Arthur C. Clarke en octubre de 1945, doce años antes de que toda actividad espacial iniciara. El científico y escritor británico publicó su famoso artículo llamado Transmisiones Extraterrestres, el cual sentó las bases de lo que serian los satélites artificiales en la órbita geoestacionaria. Sus planteamientos aunque en dicha época podían parecer fantasiosos, resultaron ser predicciones acertadas.

La órbita geoestacionaria, vinculada a la cuestión del concepto y límites del espacio ultraterrestre, es una línea circular imaginaria ubicada a unos 36.000 kilómetros por encima del ecuador terrestre, en la que los satélites artificiales en ella emplazados se mueven en sincronía con la rotación de la Tierra, permaneciendo en una posición constante respecto de los puntos terrestres subyacentes y cubriendo aproximadamente un tercio de la superficie terrestre, por lo que esta orbita presenta gran interés para numerosas aplicaciones espaciales actuales y futuras.

Desde 1974, la Comisión para la utilización pacífica del espacio ultraterrestre había demostrado interés por el tema, pero dos años más tarde se produjo un hecho importante, en el curso de una conferencia mantenida en Bogotá, ocho países ecuatoriales (Brasil, Congo, Ecuador, Indonesia, Kenia, Uganda, Zaire y Colombia) adoptaron en 1976 una declaración formal afirmando su soberanía nacional sobre el segmento de la órbita geoestacionaria situado por encima de su territorio, por considerarla relacionada con los territorios nacionales subyacentes y constitutiva de un recurso natural.

Una vez suscitada la polémica ante los Subcomités científico y jurídico, la pretensión no fue admitida por ninguno de los restantes miembros de los mismos. Sin embargo, se ha puesto de relieve la necesidad de establecer un régimen internacional para reglamentar la utilización de la órbita geoestacionaria de manera que las ventajas que resulten de ella se repartan equitativamente entre todos los países, y teniendo en cuenta los riesgos de saturación de esta órbita. El tema sigue siendo objeto de estudio en el seno de ambos Subcomités y el consenso alcanzado se limita a la siguiente afirmación: la órbita geoestacionaria se caracteriza por sus propiedades especiales, forma parte del espacio ultraterrestre.

Es posible que los avances tecnológicos permitan un aprovechamiento de la órbita y de las frecuencias hasta unos límites que de momento son imprevisibles, pero en las circunstancias actuales, su condición de recurso natural ilimitado presenta el problema de la regulación de su uso y aprovechamiento adecuados al servicio de la humanidad, que es una exigencia de Derecho espacial. En concreto, existe una reglamentación internacional para el uso de los recursos de la órbita y el espectro de frecuencia elaborada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), sobre la base de los principios de acceso equitativo y uso eficiente, que ha fijado una separación mínima entre los satélites en órbita geoestacionaria.

A este respecto, el artículo 44.2 de la Constitución de 1992 de esa organización, establece que para la utilización de bandas de frecuencias para las radiocomunicaciones, los Miembros tendrán en cuenta que las frecuencias y la órbita de los satélites geoestacionarios son recursos naturales limitados que deben utilizarse de forma racional, eficaz y económica, para permitir el acceso equitativo a esta órbita y a esas frecuencias a los diferentes países o grupos de países, teniendo en cuenta las necesidades especiales de los países en desarrollo y la situación geográfica de determinados países.

Por otra parte, dado que esta órbita es única, no puede ofrecer un espacio ilimitado a cuantos satélites pretendan ser colocados en ellas. Ante esta situación, se está empezando a plantear el problema de los derechos espaciales, ya que a medida que aumente el número de satélites se irá reduciendo su espacio vital hasta producir un cierto grado de saturación, con problemas de colisión física y de interferencias que pueden ocasionarse cuando los satélites operen con las mismas frecuencias. Ésta es una cuestión que se está tratando en el ámbito de Naciones Unidas y que pone de relieve la necesidad de reducir el número de satélites enviados a esa órbita y de retirar aquellos cuya vida útil haya terminado.

Lección 7 – Concepto y clases de controversias.

Доверь свою работу кандидату наук!
Поможем с курсовой, контрольной, дипломной, рефератом, отчетом по практике, научно-исследовательской и любой другой работой

Просмотров 477

Эта страница нарушает авторские права



allrefrs.ru - 2022 год. Все права принадлежат их авторам!